All for Joomla All for Webmasters

ClickAlMercat ha entregado sus premios a las mejores fotos de los Mercados Municipales y el trabajo ganador del premio profesional ha sido el de Gloria Navarro Esteve (36 años, Valencia), una serie muy especial que retrata la riqueza de los mercados a través de sus paradas de alimentación. La simbiosis entre parada y vendedor expresada en un paisaje de frutas, verduras, carnes y productos que contienen las almas de los mercados, sus vendedoras y vendedores. Hablamos con ella para que nos cuente cómo realizó este trabajo:

P: Cuéntanos a qué te dedicas, Gloria.

Soy periodista de formación y hace 5 años empecé a formarme más en fotografía, que siempre me había gustado. El año pasado terminé el master en fotografía de la Universitat Politècnica de València. Trabajo con una agencia de comunicación en la que llevo la comunicación de proyectos medioambientales europeos y dentro de esa agencia ofrecemos también servicios de fotografía. Hago reportaje social y fotografía documental y me gustan mucho esas dos cosas.

P: Los mercados tienen una cantidad enorme de estímulos visuales y es difícil elegir por dónde empezar a fotografiar. ¿Cómo se te ocurrió la idea que has presentado?

Al principio pensé en hacer algo arquitectónico, pero luego pensé que quería hacer algo con más alma. Y surgieron enseguida los retratos. Pensé que era importante porque suponía hablar con la gente, pasar una barrera que a muchos fotógrafos les cuesta y quise que mi trabajo tuviese esa diferencia. Lo que yo quería hacer era retratar a los protagonistas de los mercados, los tenderos con sus productos, mirando directamente al cliente, que en este caso era yo como fotógrafa. Y luego, aunque yo nunca hago fotos tan contrastadas, elegí un flash lateral fuerte para que quedara con mucho color, más pictórico, utilizando los propios elementos de las paradas.

P: ¿Qué tal fue la acogida en los mercados?

Excepto un par de excepciones en las que los vendedores, por vergüenza, no querían posar, el resto estuvieron encantados de sentirse protagonistas. Cuando llegaba, les preguntaba si querían que les hiciera una foto saliendo en su parada y estaban encantados. A todos los que les he hecho fotos se las he enviado después para que las tengan y me decían, “vas a ganar ¡seguro!” y yo pensaba, claro, eso lo dices porque sales tú.

P: ¿Qué fue lo que te atrajo de las paradas?

Pues la verdad es que no tenía pensadas las fotos, fueron surgiendo. Me paseé por el Mercado Central y el Mercado del Cabanyal durante varios días y retraté las paradas que me parecían más características o con un puesto más atractivo. Pero el trabajo surgió al hablar con la gente.

P: Seguro que además organizaron su parada para que saliera más bonita en la foto.

Las paradas salen tal cual estaban el día que llegué. En ningún caso organizaron la parada, estaban así. De hecho, la mayoría de paradas son así: a mí siempre me parecen como cuadros y yo quería poner al tendero como un elemento más. Esa es también la razón por la que utilicé un flash lateral. Me daba un poco de miedo que agobiara mucho la imagen porque en algunos casos es que no le cabe más. Y luego elegir las fotos que me gustaban para presentar porque descarté muchas.

P: ¿Cuántas fotos hiciste en total?

Tengo 50 retratos. He presentado 12. Primero los hice todos y luego seleccioné cuáles presentar. No quería entregar alguna foto que restara, alguna que fuera menos buena que las otras. Así que elegí 12 y descarté 38.

P: ¿Eres usuaria habitual de los Mercados Municipales de Valencia o los has descubierto con este concurso?

Soy usuaria de mercados pero menos de lo que quisiera porque vivo en Godella y no me vienen tan a mano, pero cada vez que puedo me escapo porque me encanta. De hecho ahora tengo más ganas de ir! [Ríe]. Ayer cuando terminó la entrega de premios me pasé por el mercado a decírselo a los vendedores y se pusieron súper contentos. Uno me dijo que la lleva de foto de perfil de Whatsapp. La experiencia ha sido muy buena. Había participado en alguna fotomaratón de algún pueblo pero nunca en un concurso de este nivel.

P: Una intimidad: si se puede contar, ¿qué vas a hacer con el premio?

Ahora mismo estoy en el hospital. Mi novio está enfermo de leucemia. Se lo diagnosticaron la semana pasada. Cuando salgamos de aquí, con el premio, nos vamos a ir de viaje los dos.